ASOCIACION DE CANALISTAS DEL CANAL DE PIRQUE


QUIÉNES SOMOS
La Asociación de Canalistas del Canal de Pirque es una Organización de Usuarios de aguas, entidades que, tal y como lo establece el Código de Aguas, están conformada por los titulares de derechos de aprovechamiento de aguas de un canal (en este caso, el Canal de Pirque).

La Asociación es administrada por un Directorio cuyas atribuciones y funciones están definidas en el Código de Aguas. La Asociación dispone de profesionales y del personal necesario para llevar a cabo su tarea: “Captar las aguas y distribuirlas entre sus asociados de acuerdo a los derechos de agua de cada uno, y conservar en buen estado los canales matrices y obras necesarias para la correcta distribución de las aguas”.

HISTORIA
El 23 de Diciembre de 1834 el Gobernador de Santa Cruz de Rancagua hizo merced de una bocatoma del río Maipo a don Ramón Subercaseaux y Mercado. Esta bocatoma debía estar como 20 cuadras más arriba del canal que entregaba su caudal a la ciudad de Santiago, o sea, el canal de San Carlos, y en la margen opuesta a la bocatoma de éste.
Con fecha 13 de Abril de 1861 la Intendencia de Santiago expidió el decreto N°534 firmado por Bascuñan Guerrero, Intendente, y Rogers, Secretario, que concede que “las aguas del Río Maipo se dividirán por mitad entre los canales de Maipo pertenecientes a la sociedad de ese nombre, y los interesados a dichas aguas situadas en la parte baja del expresado río. El agua que reciban estos últimos se dejará pasar por los pretiles y no por las bocatomas. En esta distribución quedará comprendido el Canal de Pirque, el cual dejará pasar por abajo, la mitad del agua que lleva. Se entiende que esta distribución tendrá lugar en los casos de escasez de agua y no cuando el río pueda proveer a todos las necesidades sin reclamo alguno”.
Desde entonces el canal ha significado una fuente de progreso y avance para
Pirque, convirtiéndose hoy en día en uno de los valles más importantes en cuanto a innovación y desarrollo agrícola se refiere.

LEYENDA

El canal tronco de la Asociación, conocido como Canal La Sirena, fue construido
por don Ramón Subercaseaux, quien tenía una muy buena situación económica. Su construcción dio origen a diversos mitos y leyendas en torno a su figura. La leyenda cuenta que don Ramón decidió construir un canal para regar la Hacienda de Pirque (hasta el sector de Santa Rita). La labor era una empresa de proporciones para la época, por lo que, se dice, don Ramón decidió hacer un pacto con el diablo, quien le ayudaría a terminar el canal, a cambio de su alma. Así, entre los obreros empezó a circular el rumor de que durante las noches el diablo trabajaba en la construcción y terminación del canal sin descanso.

EL CANAL
El canal tronco de la Asociación, llamado Canal La Sirena, recorre aproximadamente trece kilómetros desde la bocatoma, ubicada en el sector de El Canelo, hasta la Planta Hidroeléctrica “La Puntilla”, conduciendo aguas tanto para el riego del valle de Pirque como para generación hidroeléctrica. En el sector de La Puntilla, el caudal de la empresa eléctrica es desviado hacia sus turbinas, con una caída de 90 metros. El resto sigue hacia el valle donde se ramifica en un sistema de regadío que abastece a los fundos y propiedades de Pirque.